Te recuerdo que la mente es el cuerpo sutil en el que se almacenan, entre otras cosas, sentimientos, emociones y sistemas de creencias, forma parte del inconsciente y en ese espacio no existe el tiempo, todo recuerdo puede ser un eterno presente.
Ahora vamos a ver qué piensa quien recibe el golpe, sea un niño o un adulto. Lo primero que piensa es: estos golpes los recibo porque yo no soy lo suficientemente bueno, carezco de valor.
En cuanto a la emoción, siempre hay una terrible experiencia de impotencia, un miedo apanicante, y una sensación de caos. La respuesta posterior es de ira contenida o depresión y parálisis, con un estado confusional en la mente. El golpeado jamás comprende cabalmente por qué fue golpeado, aunque se lo expliquen mil veces. Hay un sentido profundo dentro de cada persona, aunque sea un niño, que se revela al golpe; la única excepción es en aquellos niños que sólo reciben atención de sus padres cuando son golpeados, esos niños buscan ser golpeados y retan a los padres constantemente porque confunden golpes con amor. En el estado adulto, estos niños buscarán ser golpeados y esto puede extender hasta el terreno sexual en el cual, para experimentar orgasmos, necesitan que su pareja los golpee o les imponga algún tipo de dolor físico.
También sucede un fenómeno muy interesante y es que, entre el golpeador y el golpeado se hace un vinculo en el cuerpo sutil, por el cual, de alguna manera, ambos cargan esa marca, esta energía se queda en el inconsciente y es muy importante liberarla en el estado adulto para no tener que seguir repitiendo el patrón de golpear o de ser golpeado.
Tú te preguntarás ¿Cuándo voy a comenzar a decirte tips de cómo evitar golpear? pero ten paciencia, primero tengo que llevarte de la mano y explicarte lo que pasa en la relación golpeador – golpeado para que así, después,  tú puedas liberarte de esa relación.
Para que puedas conocer más sobre este tema, te recomiendo leer mi libro “SOMOS DIOSAS” que tendremos próximamente a la venta en este sitio.

Con cariño. Siempre interconectad@s

Lucy Romero

Sígueme en Twitter: @lucysomosdiosas

Sígueme en Facebook: https://www.facebook.com/LucySomosDiosas