Querid@s.

Últimamente he reflexionado sobre el tema de la energía femenina, existente tanto en hombres como en mujeres, muchas veces tendemos a rechazar esta energía que habita en todos por considerar que es canal de vulnerabilidad. Nada más alejado de la realidad. La energía femenina es un canal de fuerza y luz, es energía creadora y sanadora, y habita en todos nosotros, siendo el motor de nuestras emociones y empatía. Cada uno de nosotros, sin importar el género,  tenemos en nuestro interior energía femenina y energía masculina que deberían trabajar unidas, en equipo, en armonía.

Socialmente, estamos acostumbrados a pensar que la comunicación y las cuestiones emocionales son cosa de mujeres pero no es así, los hombres tienen esas mismas capacidades; es más, estamos en un punto decisivo en el que es indispensable que nos quitemos este estigma de la mente y comencemos a atender y potenciar, tanto hombres como mujeres, nuestra energía femenina.

-En palabras del Doctor Deepak Chopra:

“La conciencia es la misma pero la energía femenina es definitivamente la que se enfoca en la belleza, la intuición el nutrimento, el sentido de relacionarse y cultiva la armonía.”

La energía del hogar (de donde provenimos antes de encarnar), es luz, el aspecto interno de las cosas, la intuición, ver más allá. No individualiza,  pues tiende a la unidad. Se relaciona con los sentimientos, la inspiración y busca trascender los límites del yo para conectarse con los demás.

Actualmente vivimos regidos por un sistema patriarcal que hemos llevado hacia la violencia, el conflicto constante, la guerra. Hemos remplazado la visión primordial de buscar un bienestar social por la competitividad desmedida.

El problema no es sólo a nivel global sino también individualmente pues ponemos toda nuestra atención en sólo una parte de nuestro ser, pensamos que de eso se trata ser hombre o ser mujer y no es así.

Lo primero y más importante es que entendamos que lo masculino y lo femenino evidentemente son dos fuerzas diferentes pero que SE COMPLEMENTAN, son inseparables. Entendamos también que al ser diferentes, activan diferentes partes de nuestras consciencia, así que pregúntate ¿Qué es lo que quieres generar?

Si tu respuesta es paz, unidad, creatividad… debes dejar fluir tu energía femenina.

Para lograrlo debemos cultivar los aspectos que rige esta energía, se te facilitará más si lo haces un pequeño paso a la vez; es decir que te pongas como objetivo desarrollar los campos de esta energía, uno a la vez y comiences por el que te parezca más sencillo. Por ejemplo, puedes empezar por la comunicación con otras personas, después  darte la oportunidad de reforzar los vínculos emocionales con quienes te rodean y paulatinamente, si dejas que esta energía fluya, notarás que los cambios se van sucediendo por sí solos.

Date la oportunidad pues sólo así podremos lograr el equilibrio como sociedad.

 

 

Si quieres saber más sobre el tema te invito a escucharlo vía youtube:

 

O dentro del sitio en la sección de podcast:

http://lucyromero.com.mx/?p=1414

 

Con cariño. Siempre interconectad@s

Lucy Romero

  • Sígueme en Twitter: @lucysomosdiosas
  • Sígueme en Facebook: https://www.facebook.com/LucySomosDiosas

– See more at: http://lucyromero.com.mx/?p=1564#sthash.bvqCbRd6.dpuf